¿Y qué pasa?

Hace poco recibí un mensaje por redes que me causo curiosidad en donde a una pareja le preguntaban a ella si “la hacía feliz su esposo?” a lo que contesto que no , que ella era quien decidia si una mañana estaba feliz, que su actitud, su manera de ver la vida era lo que determinaba realmente su felicidad,  todo esto me cuestiono, porque a mi si me afecta mi felicidad:  mi marido, mi vida, mis hijos, todo, no la forma en que yo vea la vida, mi actitud u otras formas de pensar.  Si tengo una fuerte pelea con mi esposo y salga malhumorada ustedes pensaran que en ese momento estoy feliz o aburrida??  Lo más sincero de la vida es estar deprimida por el enojo, por la rabia que da la pelea y lo que menos me siento es feliz, así quiera estarlo, todo en mi influye para sentirme de una u otra manera triste y acongojada.

Así que no me vengan con cuentos, las emociones o los sentimientos si dependen de los que están alrededor nuestro,  no basta con querer que la vida sea de color rosa debe haber armonía en todos los hemisferios de la vida, de lo contrario todo se va al traste.

Así quiera uno los efectos de todas las aristas que componen nuestra vida te afectan para bien o para mal. Entonces no es tan simple el ser felices si tenemos problemas, podemos tener la mejor actitud y podemos ver la vida en forma optimista pero muy distinto es el efecto cuando hay alguien enfermo, o cuando no hay dinero para pagar las cuentas, o cuando tu hijo está en la adolescencia y rebeldía o cuando estas de pelea con tu esposo…como sentirnos felices?   Considero que todos los sentimientos son igualmente importantes, debemos pasar por momentos tristes, eufóricos, alegres, de rabia, de sosiego, de miedo, de felicidad, etc… todos nos forman el carácter, todos son necesarios y válidos, no creo que alguna persona en el mundo está al 100% feliz o al 100% triste,, se necesita una mezcla para que nuestra vida no se vea aburrida, lo importante es no quedarse viviendo en una sola.. todas hacen falta.

0
0
1 Response
  • María Carolina Hurtado
    noviembre 22, 2016

    Hola buenos días,

    Creo haber visto un mensaje en redes sociales relacionado con eso!! En si el otro me hace feliz!! Y bueno… si hemos crecido en un mundo en el que hemos aprendido o nos han enseñado que los demás nos hacen felices. La respuesta a esto es, cuando mi felicidad depende de mi, esta puede mantenerse; claro!! es que nos han enseñado a que el exterior ( me refiero todo lo que pasa afuera de cada una de nosotras) esa es la verdad; la verdad surge en mí misma y desde ahí en adelante la creo en el mundo.

    Nosotras mujeres sabemos que funcionamos diferente a los hombres, por herencia transgeneracional, por neurofisiología, por memorias celulares, y además pautas y patrones culturales (significados de la sociedad).

    Y a lo que tú dices nos puede afectar todo lo que pase con los seres que queremos, y nos afecta hasta donde permitamos que nos afecte; si identificamos cuál emoción hay en nosotras, cada una puede actuar hacia regular esa emoción. Pensamos que las emociones nos dominan, o pensamos que yo tengo la posibilidad de regular la emoción, porque si lo quiero así lo puedo hacer; claro es de entrenar, de conocerme como siento, lo que me molesta, me duele, me motiva, y ahí si lo puedo regular. Esto es inteligencia emocional!!!

    Por poner ejemplo, me molesté con mi esposo, listo identifico que tengo molestia, voy a la raíz de qué fue lo que me molestó, y llego a la conclusión, me habló con agresividad, rompiendo el acuerdo entre nosotros de construir, o olvidó algo importante para mí, identifico entonces que yo no me sentí importante para él; y luego de esto, puedo reclamarle con “respeto y amor” la molestia no se descarga con agresión. Siempre es si se ataca, hay más ataque. O siento desilusión por algo que hizo “mi hijo”, siempre la razón o causa raíz de mi emoción está en mí, que una vez la identifique, y la libere (nunca contra los demás), yo soy responsable de lo que siento, así aprenderé qué es lo que me enseñan todas las relaciones que tengo.

    En últimas en vida ese es el propósito, aprender de las relaciones de mi, y de como relacionarme mejor con los demás. Si logro comprender desde esta perspectiva, la felicidad dependerá de mi, y esta no cambia, porque tenga molestias, tristezas, miedos, estas son emociones que pasan; si me quedo en una emoción hay algo por arreglar, tengo un patrón que repite y estoy en sufrimiento? requiero superar temas que estoy viendo distorsionados.

    Si puedo vivir feliz. Y por esto les comparto no existen parejas felices, hay personas felices que hacen pareja; aplica para todas las relaciones. Y si en algún momento olvidamos estar felices, es el ego el que nos confunde; porque realmente lo podemos estar, sintiéndonos agradecidos con lo que si tengo, si soy, con amor hacia mi, me doy cuenta que sigo potencializándome, en lo que me enfoco se proyecta.

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *