Más que un cuento de hadas

Y vivieron felices para siempre…

Así terminan todos los cuentos de hadas y así quisiéramos todas nosotras las casadas, pero asi no son todas las historias.  La realidad es otra.  Muy pocas  mujeres cuentan con la suerte o fortuna de estar bien casadas, de tener un marido comprensivo, tolerante, amoroso, respetuoso y con el cual sientan que es un partner para vivir una vida feliz en pareja y construir un hogar.

Las que no lo logramos, hoy lloramos en silencio, aquel hombre a nuestro lado conflictivo, irrespetuoso, machista, inmaduro que nos aniquila, que nos mata lentamente, que no valora y que no es bueno para nada.

La pregunta es sencilla; estamos frente a una relación toxica?  Aquella que solo es un camino de espinas,  porque uno de los dos hace daño y el otro se acostumbra?

Empezamos admitiendo ofensas pequeñas,  “leves” infidelidades y al cabo de los años la relación se deteriora a tal punto que no logramos identificar el abuso.

Siento una mordaza amarrada a mi boca, en mi corazón un fuerte apretón, un encharcamiento de ojos cada vez que recuerdo sus palabras, que doloroso es sentir que la persona tal vez más cercana a uno, al corazón, al sentimiento; te hiere.  En mi caso siento que hablo con una pared de rebote, que es incapaz de asimilar lo que expreso y al contrario me devuelve todo lo que manifiesto con una sarta de insultos y anulando todo lo que yo siento, expreso y deseo.

Pero porque no somos capaces de acabar con una relación toxica?  Por miedo? Por el que diran?  Por los hijos?  Por miedo a la soledad?  Hay tantos motivos que nos vuelven vulnerables y nos dejamos llevar por el tiempo y la indecisión.

Porque cuesta tanto dar ese gran salto a la liberación conyugal? Que nos ata al maltrato?   Entre muchas razones una muy fuerte, pues físico miedo, nos “paniquea” tomar la decisión radicalmente, entramos en shock  y no pensamos claramente, preferimos aguantar en silencio que romper ese lazo.  Otro factor tan importante es el peso de una decisión sobre nuestro entorno familiar, de amigos, laboral, etc.

Que dirán nuestros padres?, nuestros amigos? Nuestros compañeros de trabajo? Lo más importante es que pensaran nuestros hijos?  Qué efecto va a traer una separación? Que manejo le vamos a dar?   Muchas mujeres prefieren aguantar en silencio antes de contarles a sus amigas cercanas, a sus hermanas, madres el fracaso de su relación, por temor a ser juzgadas o señaladas o poner en evidencia aquel hombre que para todas ellas era un príncipe y que a raíz de tantos tristes episodios se volvió un sapo.

3Conoce más
1 Response
  • María Carolina Hurtado
    noviembre 22, 2016

    Hola!!

    La vida es escuela no un cuentos de hadas, así que para vivir felices para siempre, es porque ya cumplimos nuestro aprendizaje. Y esa ilusión de la que hablas de tener un “príncipe” a nuestro lado, no depende de suerte o fortuna!. Porqué realmente el tema de pareja no se trata de lo que busco en el otro, si no de lo que soy yo, y ofrezco yo desde mi ser para estar en esa relación que considero para mí.

    Me interesa estar con un compañero comprensivo, tolerante, amoroso, respetuoso, y con quién pueda ser partner? qué tan tolerante, amorosa, respetuosa, y partner soy yo? si lo soy seguro estará al lado mío quién también lo sea. Y es que no sólo hablo de ser tolerante con él, tolerante conmigo; amorosa con él es amorosa conmigo, respetuosa con él, amorosa conmigo, partner con él partner conmigo. Si yo me doy mi lugar, tolero mis fallas, acepto mi humanidad, me reconozco como soy; respeto mis tiempos, mi cuerpo, mis sueños, mis proyectos, mis anhelos…. y soy mi mejor partner que me facilito ir a donde anhelo. Ahí es donde tengo la capacidad de hacerlo por y con otro.

    Es falso que yo amo a otro ser, cuando aún no me amo a mí, porque cuando no me doy el lugar, no es amor lo que doy, en el fondo es solicitud de amor.

    Y es muy diferente estar en una relación con el deseo de dar, de compartir lo que soy; a estar solicitando que me ames, que me hagas, que me hagas sentir. Cuando yo me amo tanto tanto tanto, lo que quiero es compartir todo esto con otro ser. Así que si no es así, o tomo la decisión de aprender a amarme con la pareja que escogí, o lo hago yo sola, o seguramente mientras esté sola tendré la opción de aprender con otras relaciones.

    He aprendido una terapia que se llama guión mental, y aquí me he dado cuenta que lo que sucede es que tenemos tantos guiones… tan distorsionados, que hacen que inconscientemente entremos en relaciones desde nuestros guiones, no desde nuestros seres reales. Esto puede transformarse cuando lo hacemos consciente, y lo reconocemos; fue lo que aprendimos cuando niños, e inconscientemente quedó grabado allí.

    Bonita si sientes dolor, yo te invito a que más allá de guardar resentimiento con un hombre que en tu narración está como que en el pasado te “hirió y demás” te mires a ti, y reconozcas que fue lo que tú hiciste, más que lo que él hizo; nos distraemos tanto de lo que somos cuando nos quedamos con una historia que nos contamos una y otra vez sobre la otra persona.

    Todo cambio está en mi y en ti, entre más me valoro, más pongo límites, más relaciones desde la valoración creo; y es que por esto hemos pasado todos!! por momentos de subvaloración, y desde ahí qué tipo de relación se puede atraer? la que te muestre más ese valor que te das.

    Saber la causa raíz de nuestros comportamientos es bueno, reconocer la historia de las mujeres en nuestra familia, pues como tal en nuestra memoria está que repetimos la historia, así no queramos ( pues está grabado en nuestro inconsciente), ahora luego de reconocer esta causa; con terapia, haremos un salto hacia donde realmente nos enfoquemos, sin repetir ciclos con una y otra persona. Tema que ha sido resuelto nos da opción de estar en paz, y de dar pasos adelante. Si estamos en sufrimiento, es señal de que el inconsciente es quién vive por nosotras, y que hay temas que no hemos aceptado; por esto sufrimos.

    El dolor es inevitable, el sufrimiento opcional, ahora a hacerlo consciente.

    Hemos aprendido muchos conceptos erróneos del amor es que por amor, yo “aguanto”; y no se trata de no tolerar nada en la vida; se trata de darme cada vez más el valor, y cultivar en mi el amor propio, que me permita identificar cuando algo no está en esta sintonía, esto se logra entrenándonos, haciendo procesos personales, conociéndonos, procesos que nos hagan generar consciencia.

    Más que por actuar por miedo o evitar… es importante actuar por amor a…

    Las historias están en nuestra imaginación, esas son las que crean nuestras realidades.

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *