El espejo

Hace poco escuche un audio de un famoso conferencista español que hablaba sobre los conflictos de pareja, me llamo la atención algo que mencionaba sobre EL ESPEJO, es decir, que nuestra pareja es nuestro reflejo y que por ello surgían muchos conflictos porque nos estábamos negando a ver lo que nuestro reflejo nos estaba mostrando, lo entienden?  Lo que más resistíamos era lo que mas persistía, entonces que debíamos mantenernos tranquilos con la relación de pareja, si no gustábamos de ese reflejo debíamos apartarnos pues no era sano, además mencionaba que no debemos pensar o querer cambiar al otro, ni nosotros cambiar para que cambie el otro!!!  Algo complejo, entonces que se supone que es una relación de pareja?

Si yo asumo que tengo una mala actitud frente a cualquier tema y quiero cambiarlo; esta mal?? No estoy de acuerdo pues es como hacerme un DOFA en donde identifico cuales son mis debilidades o amenazas y las transformo con el fin de mejorar la relación y así mismo espero que el otro actué.. que tiene de malo?  Entonces nos debemos acostumbrar a que el otro sea grosero, agresivo, gruñón?? Porque no hacerle caer en cuenta que está mal para la relación y trabajarlo en común acuerdo y fortalecer la relación?

¿Que opinan ustedes?

1
1
1 Response
  • María Carolina Hurtado
    noviembre 22, 2016

    Muy buenos días,

    La teoría del espejo, aplica a todas las relaciones que tenemos. En la de pareja mucho más, pues es con ella con quién tenemos completa intimidad, y estamos totalmente expuestos a todo lo que somos. Nuestra pareja puede mostrarnos características personales y otras que no sean necesariamente propias. Las que más nos cuesta ver en nosotros mismos son las que más nos confrontan, retan, molestan, o hasta fastidian; si algo de eso pasa en mi es porque algo así sea en mínima cantidad comparado con mi espejo lo tengo yo también.

    Mi propuesta es que más que apartarnos de nuestra pareja porque nos muestra temas que nos confrontan o retan, es darnos el permiso de ver en nosotros mismos a qué me invita esta relación? para qué se presenta esta situación en mi vida? ya que recordemos nosotros atraemos lo que “somos” no lo que queremos . Hay que mirar específicamente qué es lo que vemos en la pareja, ( pues desde esta perspectiva, yo veo el universo como soy o si ya no soy así es lo que en algún momento fuí, es imposible ver lo que no conozco); así que podemos compartir concretamente qué es lo que me muestra mi pareja. Aplica para todo, me muestra gratitud, admiración, belleza, o miedo, orgullo, necesidad de controlar.

    También es cierto que no cambiaremos a otra persona, sólo tenemos “el control” si es que queremos creerlo así, en nosotros mismos. La transformación surge desde adentro, yo percibo afuera lo que pasa en mi interior, y cuando eso de afuera me deja de afectar es porque ya internamente soy más congruente conmigo mismo.

    Y qué es la pareja? un compartir entre dos seres, que comparten un propósito; ahora el propósito lo acordaron, es correspondiente entre los dos? se unieron a través de atracción? pasión? amor? pueden haber muchos propósitos; más allá de esto, lo que los mantiene unidos son los acuerdos comunes y que vayan hacia el mismo punto que creen los dos.
    Hay parejas que son para mostrarnos algo, luego de esto, ya no sigue funcionando, pues ya cumplieron su propósito; este no es siempre consciente, ahí está el reto.
    Si estoy con alguien que es “grosero, agresivo, gruñón”, la pregunta viene para mi que estoy con él, qué me unió a él? cuál propósito tengo con él y en la relación? si yo juzgo con quién estoy, es porque también me estoy juzgando a mi, una de dos o lo invito desde el amor a que él vea cómo es sin atacar, cambiando mi pauta de relación, pues un ataque trae más ataques; o aprendo a poner limites, pues también algo mío lo unió a él a mi. Posiblemente haya más para hacer en la relación si es que el propósito es mucho más fuerte, y hay muchos temas que compensan la relación y le dan sentido.

    Gracias!!
    Carolina Hurtado
    Psicóloga

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *